En la Ciudad de México, los adultos mayores de 60 años de las alcaldías Iztacalco, Tláhuac y Xochimilco son vacunados con Sputnik V a partir del 24 de febrero.

Fuente: Muy Interesante México

El Plan Nacional de Vacunación en México continuará con la llegada a territorio nacional del primer cargamento con 200 mil dosis de Sputnik V, la vacuna rusa desarrollada por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología.

Después de los desarrollos de Pfizer y AstraZeneca, Sputnik V será la tercera vacuna que se aplicará en el país, después de ser aprobada para su uso de emergencia el pasado 2 de febrero por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

¿Cómo funciona la vacuna Sputnik V en tu cuerpo?

De la misma forma que la vacuna de Oxford y AstraZeneca, Sputnik V está basada en un vector atenuado de adenovirus (el virus que causa el resfriado común en humanos), una técnica ampliamente utilizada en el desarrollo de vacunas en todo el mundo.

La vacuna rusa también consta de dos dosis, con 21 días de separación entre ambas para alcanzar el 92 % de eficacia demostrada en ensayos clínicos de fase 3 a más de 20 mil personas, incluidos adultos mayores.

Sin embargo, Sputnik V es la primera vacuna que se basa en dos vectores, es decir, cada dosis tiene una variante debilitada de adenovirus (Ad26 y Ad5). Estos vectores no son peligrosos para el cuerpo humano, porque fueron modificados para impedir su reproducción y al mismo tiempo, para funcionar como un medio de transporte que llevará una parte del material genético del Covid-19 a las células.

Después de recibir la vacuna en el brazo, estos vectores de adenovirus con material genético de coronavirus en su interior penetran en las células humanas y les permiten ‘leer’ el gen de la proteína S del coronavirus.

Entonces, “el sistema inmune de la persona que ha sido vacunada reconoce esa proteína como extraña y la recordará. Si esa persona se infecta con el SARS-CoV-2, el sistema inmune destruirá los virus, impidiendo el desarrollo de la enfermedad”, explican Matilde Cañelles López y María Mercedes Jiménez Sarmiento, científicas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en The Conversation.

En pocas palabras, la vacuna otorga toda la información necesaria al sistema inmune para conocer el mecanismo que utiliza el SARS-CoV-2 para producir una infección y responder efectivamente si encuentra al virus real.

Dos inyecciones, un frasco azul y uno rojo

ARGENTINA – 2021/01/25: In this photo illustration, vials and boxes of the first (L) and second doses of Sputnik V vaccine are displayed after being applied.
As part of the COVID-19 vaccination campaign, Argentina is applying this second dose to healthcare workers all over the country to complete the immunization. (Photo Illustration by Patricio Murphy/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Debido a los dos vectores de adenovirus, la primera dosis de Sputnik V es distinta a la segunda. Así que una vez que estés a punto de vacunarte, cerciórate de que en tu primera dosis recibas el activo del frasco con tapa azul y en la segunda, el del frasco con tapa roja.

Aunque al principio los lineamientos del Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología explicaban que Sputnik V requería de una cadena de frío menor a -18ºC para mantenerse en óptimas condiciones, el fabricante determinó en enero 2021 que durante el transporte y almacenamiento, estable entre 2 y 8ºC, de modo que también puede almacenarse en un refrigerador convencional.